martes, 8 de agosto de 2017

Hay un Trío Mudo cuya música hace temblar el aire con poemas de Leopoldo María Panero y otros genios

Portada
Trío Mudo acaba de auto editarse una segunda entrega de su tetralogía de poemas musicalizados de Leopoldo María Panero et alter. En esta ocasión repite Javier Corcobado  y añaden obra de Rafael Pérez Estrada, Gerald Brenan, y José Manuel Hidalgo.    En total nos ofrecen  11 sensacionales y escalofriantes canciones que transgreden las leyes de la absurda cotidianidad, al margen de lo previsible y en contra del costumbrismo  de esta sociedad mediocre que nos toca sufrir. Un trabajo poético único que se nos antoja un remedio infalible contra toda tontería propia de papanatas , incluido cierto “underground” de postín.  Entre sombras inquietantes,  arreglos meticulosos que arañan  los sentidos y procuran un placer indecible, nos hallamos ante un tratado enciclopédico de la auténtica trasgresión lírica y musical contemporánea. Los temas han sido de nuevo grabados en los esenciales Hollers Analog Studio de Málaga, arropados en un original artwork a cargo de Manolo Luque quien conecta al Goya más hiriente con el Panero siempre turbador. De paso nos acercan a otros poetas no menos imprescindibles en ese arte milenario de alterar la percepción conformista del mundo. Sin lugar a dudas, se trata de un proyecto impresionante ideado por dos músicos descomunales,  Antonio Acién y Damián Fernández, capaces de dar vida a unas canciones que conforman un universo en el que emergen las emociones más salvajes tratadas con suma entrega existencial. Parafraseando uno de los versos de Panero, incluidos en esta segunda entrega: “Hay un Trío Mudo cuya música hace temblar el aire”.           

Trayectoria

Trío Mudo. Foto de su facebook 
El proyecto malagueño Trío Mudo nace en 1994 tras la disolución de 713avo Amor, con Antonio Acién (guitarra), Juan Baca (Bajo) y Emilio Salvatierra (Batería) al que le sustituirá Damián Fernández un año más tarde. Inicialmente, su propósito es musicalizar poemas de Leopoldo María Panero, Javier Corcobado y José Luís Moreno Ruiz, pero finalmente quedó como grupo instrumental hasta 1997. En 2015 retoman el proyecto primigenio Antonio Acién (guitarra y voz) con Damián Fernández (Batería y percusión. Gastsmans. Sr. Chinarro. Tupelo ). Si quieres más información sobre el primer volumen de esta tetralogía completa, con más de cuarenta poemas musicalizados, puedes encontrarla en este blog entrando aquí. Del tema "Entre dos rieles" (poema de Javier Corcobado) el artista malagueño Saul Wes realizó una videocreación que puede visionar aquí.

Artwork
 “Trío Mudo - Vol. 2” contiene versos de Leopoldo María Panero (Madrid, 16 de junio de 1948 – Las Palmas de Gran Canaria, 5 de marzo de 2014), Javier Corcobado  (Frankfurt, 30 de julio de 1963) y añaden obra de Rafael Pérez Estrada (Málaga, 16 de febrero de 1934 - Málaga, 21 de mayo de 2000), Gerald Brenan (Sliema, Malta, 7 de abril de 1894 - Alhaurín el Grande, Málaga, 19 de enero de 1987), y el poeta malagueño José Manuel Hidalgo.  Fue grabado, producido y masterizado  entre abril y mayo de 2017 en Hollers Analog Studio de Málaga, por  Máximo Ruiz Bandera quien se encarga de las mezclas con Trío Mudo.  El diseño gráfico ha sido ideado por Manolo Luque. El Cd tiene forma de pequeño libro y en la portada se puede ver el grabado nº 51 de los Caprichos de Francisco de Goya de un total de 80 estampas de los, el aguafuerte "Se repulen” que se publicó en 1799. En este caso, según el manuscrito que se encuentra en la Biblioteca Nacional,  “los empleados que roban al estado, se ayudan y se sostienen unos a otros. El jefe de ellos levanta erguido el cuello, y les hace sombra con sus alas monstruosas”.    Trío Mudo sigue entrelazando la obra poética de Panero con la gráfica de Goya buscando esa “forma de cambiar más bien la visión del mundo como individuos libres”, tal y como señalaba el poeta.  Colaboran en “Amore” con sus voces Oscar Maldonado y Plácido Fernández, y Manolo Luque en la conceptualización formal del cierre del disco con “Haiku”. Se trata de una pequeña serie limitada y numerada de 99 CD's en caja digipack formato dvd con libreto de poemas. 

Las canciones

Trío Mudo. Foto de su facebook 
El disco empieza con  “Amore”, de Hidalgo, interpretando “un drama tragicómico” en el que “me falta la luz y me sobra tempestad”. Musicalmente, nos arrebatan con entrada de batería a la que se suma la fulminante guitarra dando cobertura a la voz peculiar, corrosiva, y a la par “tragicómica”. Juntos desenredan una melodía poderosa, con aires aflamencados, furia punk y la oscuridad escrutable del hard blues.  Sigue con “Perdido”, de Panero, un momento existencial que pone los pelos de punta por su sinceridad: “Si no es ahora ¿ cuándo moriré?... si no es ahora que aúllan los lobos de la muerte”. Gigantesca andanada de guitarras salvajes repiqueteando como castañuelas siniestras acompañadas de esa percusión absorbente que nos atrapa con una facilidad pasmosa.  Una maravilla lisérgica que aguanta palos como catedrales mediante  cambios de ritmo que emborrachan de pasión.    

A continuación nos ofrecen "Annabel Lee", también de Panero, versos amorosos en los  que se hace referencia a la protagonista del último poema completo compuesto por Edgar Allan Poe quien trata la muerte en forma de una hermosa mujer. Panero aporta imágenes tan sensacionales como “una lágrima cayó del cielo disolviendo como un ácido el cuerpo que temblaba de mi hermosa, y pálida Annabel Lee”.  Los arreglos de Trío Mudo aportan un trenzado de punteos fabulosos con riffs inigualables entre ritmos latinos bien hilvanados por estos dos grandes músicos. Con "Él pensaba que era joven", de Brenan, el dúo pone todo su arte para musicalizar otro poema en el que la muerte tiene un papel protagonista compenetrándose con el amor: “arreció un dolor lejano… hasta golpear corazón y sesos. Tres días y ya estaba muerto”.  

Trío Mudo. Foto: Alfonso A.
Le sucede “La rosa estropeada de Judas”, de Corcobado. Un poema donde “la noche se desliza bajo su ajada chistera llenando de áspera luz su herida belleza”. Aquí la guitarra se rompe en mil pedazos emanando en una cascada de sonido respaldada por la perseverante batería con ese “seco llanto” que “brota del silencio” con ese final tribal de percusión siniestra al paso templado entre efectos de distorsión. 

La segunda mitad del disco empieza con “La rosa de Mallarmé”, de Panero, espeluznante tema de secuencias ácidas, aguerridas, en las que “contra el fuego de mi mano está el latir de mi honda boca”. Sensacional adaptación musical de este poema “en el aire del blanco horror”. Arreglos lisérgicos zapatean hasta ese colosal “Spiritual”, también de Panero, en el que el dúo descerraja ritmo y melodía para ofrecernos una peculiar mezcla de dos poemas del maestro.  Por una parte,  una plegaria a Dios y por otra esa jauría de perros que manda el amo para perseguirnos por ser diferentes.

Seguimos con otro poema de Panero “Le Bon Pasteur”, y en este caso envuelto en una sensual combinación de original riff de guitarra con percusión envolvente. “Es duro el trabajo de la pesadilla” nos cuenta el poeta.  Hacia el final nos encontramos con “Suceso”, de Pérez Estrada, con una hiriente puesta a punto de un Trío Mudo atesorando mil y una formas tan diferentes como conmovedoras de arrancar de la guitarra un fraseo que pone los pelos de punta entre el percutir del parche que aporta dureza a esos momentos obsesivos de una tremenda belleza. Aquí el poeta nos describe la escalofriante sensación previa a “la noche infinita” (la muerte) donde todo es oscuridad menos el ángel y el puñal que sostiene.   

Detalle del grabado de Goya
A continuación, nos topamos con “Suave como el Peligro”, donde se reafirma el enorme talento de Panero que, en manos de este imaginativo dúo,  refulge hasta lo inimaginable entre guitarras que perforan prejuicios y batería que sostiene el tempo del alma con una combinación exquisita de recursos.   Juntos realzan  el valor del amor “qué es un pensamiento …como el peligro de vivir de nuevo”.  Finaliza el disco con el fascinante “Haiku” que dice “Te ofrezco en mi mano los sauces que no he visto”, diecisiete sílabas realmente precisas y embriagadoras arropadas por un movimiento sensual a cargo de este asombroso, de principio a fin, Trío Mudo.  

Reflexión final

Damián y Antonio. Trío Mudo 
Si en su primer entrega nos habían ofrecido ya un trabajo artístico asombroso, único y revolucionario, el volumen II de estos poemas musicalizados de Lepoldo María Panero et alter, contribuye a consolidar una tetralogía que está llamada a ser una de las más suculentas y sobrecogedoras experiencias musicales y poéticas del rock and roll.  Trío Mudo no solo domina como pocos un espacio creativo propio sino que ha sido capaz de amoldarlo al de otros genios como el mencionado Panero,  Javier Corcobado, Rafael Pérez Estrada, Gerald Brenan, y José Manuel Hidalgo, dando incluso al oyente la posibilidad de fabular que tan emocionantes  poesías hubieran podido ser imaginadas para ésta y no otra música. 

El Desencanto. Leopoldo María, Felicidad Blanc, y Michi Panero
El dúo añade en este segundo volumen, a modo de postludio, el audio de una escena de la película “El Desencanto”  (1976) de Jaime Chavarri en la que el poeta incide, con la sabiduría que le caracterizaba, que su fracaso personal le resulta la más resplandeciente de las victorias. No hay tema más recurrente en el arte que el papel del fracaso como punto de inflexión en la vida de cualquier creador. Al margen de vacuos consejos de autoayuda, al menos aquellos que no van más allá de indicaciones para relamerse las heridas, es cierto que el éxito puede llegar a ser muy perjudicial para el artista porque invita a repetir los esquemas con los que se han conseguido los laureles mientras que el fracaso es un reto a la inventiva.  Y en esa evidencia, que puede no servir para nada pero que igual nos ayuda a entenderlo todo, al menos para no ser tan exigentes con nosotros mismos, se encuentra lo mejor del arte de todos los tiempos, donde cabe sin fisuras y en un lugar destacado, este magnífico proyecto que te hemos reseñado. Un espacio vital en el que Trío Mudo (con Haiku final de diecisiete sílabas aplicando la sinalefa): “Te ofrece con genio musical otra percepción del mundo”.    

Nota: puedes escuchar los tres primeros temas en el bandcamp. El digipack DVD, de cartón, con reproducción de la lámina de Goya, Cd y libreto de poemas se puede solicitar por 11 euros a triomudo@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario