jueves, 31 de agosto de 2017

Fallece el cantante jamaicano Winston Samuels

Winston Samuels 
Nacido en 1944, con el nombre de Winston McInnis en Kingson, Jamaica, su muerte fue anunciada el 24 de agosto de 2017.  Formó parte del grupo de Desmond Dekker & the Aces, colaboró con varios productores como  Lloyd "Matador" Daley y Cecil "Prince Buster" Campbell, y sacó varios éxitos de ska a su nombre como "Angela".    

Samuels fue cantante desde muy joven y tras terminar la escuela básica, se trasladó a Nueva York para estudiar contabilidad, trabajando para la empresa ConEd, antes de instalarse en Florida. Aprendió a tocar el piano y a partir de 1961, en Jamaica, tuvo una serie de éxitos como "Angela" y "You Are the One". 

Winston Samuels 
Winston comenzó a grabar para Clement "Coxson" Dodd en 1961. Su primer lanzamiento fue "In Jail" para el sello All Stars. Siguió con "In Paradise", también producida por Dodd. Luego grabó "Angela" para los productores de Nembhard & Henry llegando al número uno. En 1964, Samuels empezó a grabar para el sello SEP de L. O. Pottinger. Entre sus éxitos para Pottinger estaban "Be Prepared", "You Are The One" y "Come What May". En 1967 grabó rocksteadys como "The Greatest".  

Samuels también grabó con los productores Lloyd "Matador" Daley y Cecil "Prince Buster" Campbell.  Con Matador sacó "Here I Come Again" y "Give To Get". Para Prince Buster grabó  "Peace Of Mind," "Holding Out" y "I'm Still Here."  Tras emigrar a los Estados Unidos, grabó con el sello Clintones de Nueva York en los setenta, "Let's Get It On", “Lady Soul” y "Lick It Forward". Una selección de 16 canciones de los sesenta fueron editadas bajo el título de Ska Authentic" en 2000, distribuidas por Rainbow Records. Samuels  participó en los conciertos Legends of Ska de 2002 con película en 2014.


Se convirtió en un miembro de Four Aces, que cambiarían su nombre por los Aces con Desmond Dekker al frente. Inicialmente estaba formado por Clive Campbell, Barry Howard, Carl Howard y Patrick Howard. En 1967 solo estaban Barry Howard y Winston Samuels. El grupo tuvo muchos éxitos en Jamaica incluyendo su debut "007 (Shanty Town)" y se convirtieron en estrellas internacionales en 1968 con el lanzamiento de "Israelites", que pasó a ser número 1 en U.K. y número 9 en Estados Unidos. El siguiente año, llegarían a los diez primeros puestos británicos nuevamente con "It Mek". Samuels no participó en las giras de Dekker, negándose a volar. Según Winston "los rastas no vuelan sobre pájaros de hierro".  Por su parte, Barry Howard prefirió también emigrar a los Estados Unidos. Los Aces siguieron grabando bajo su propio nombre sin Dekker y tuvieron un éxito jamaicano en 1970 con "Mademoiselle Ninette".  En 1971 la alineación había cambiado de nuevo, con Barry Howard ahora reunido con  Carl Hall.  Tuvieron una serie de éxitos seguidos con "Reggae Motion", "Take a Look", "Oh I Miss You", "Call Me Number One", "Be My Baby" y "Sad Sad Song".  La canción "Working on it Night and Day", aunque no fue un éxito, entró en las listas de éxitos en 1973.  Desde ese año no volvió a saberse gran cosa de ellos hasta 1982 cuando lanzaron "One Way Street". 

Documento sonoro: 

"Angela" (1964 N&H), éxito de Winston Samuels. 

Hombre Lobo Internacional satisfará con "Thank Lord!!" tus ansias de trash rock'n'roll mediante su “One Wolfman Band”

Portada Ep
Leonidas Frank “Lon” Chaney (n.1883  – d. 1930)  y su hijo Creighton Tull (n.1906 – d. 1973) , más conocido como Lon Chaney Jr. fueron dos grandes actores norteamericanos conocidos por su destreza interpretativa para caracterizar personajes ciertamente escalofriantes. El padre, recordado como “El hombre de las mis caras” destacó en películas como “El fantasma de la Ópera” (1925) y el hijo, en films como “El hombre lobo” (1941).  Ambos fueron muy influyentes en el cine de terror de su época y su legado ha marcado la evolución del género hasta nuestros días, pasando por nuestro recordado hombre lobo español  Jacinto Molina Álvarez, artísticamente conocido como Paul Naschy (n. 1934 – d. 2009) quien dio vida al licántropo Waldemar Daninsky desde finales de los sesenta.  Todas estas películas constituyen referencias clave para hablaros del Hombre Lobo Internacional,  proyecto musical a cargo de Paul Chaney, músico afincado en Palma de Mallorca quien sigue la tradición clásica, tamizada por la ficción moderna, con una versión sorprendente de la leyenda de  los licántropos, en su caso, fascinados por el rock and roll.  Este 2017 ha editado un Ep de cuatro canciones propias con el título genérico de “Thank Lord”, primera referencia de un nuevo sello malagueño y madrileño, llamado Family Spree Recordings. Con su “One Man Band” demuestra tener un convincente dominio de los recursos más una habilidad instrumental con la que traspira una emocionante creatividad de la que te contamos algunos detalles e impresiones a continuación.

Trayectoria: 

Foto e su facebook
Hombre Lobo Internacional es una "One Man Band" , aunque sería más propio llamarla "One Wolfman Band", formada en 2014 por Paul Chaney en Palma de Mallorca, quien se encarga de  tocar la batería con los pies, la guitarra con las manos y cantar a la vez temas de rock and roll, especialmente de Trash Blues y Psychobilly.  El proyecto meditado desde tiempo antes eclosiona cuando ve en directo a Tumba Swing en Mallorca, influenciado por Bloodshot Bill. El nombre empezó a utilizarlo como Dj hasta que un día su amigo y cineasta Pedro López contó con él para participar como personaje de Hombre Lobo en una película que hizo titulada “La Maldición de la Familia Corazón”. En la fiesta de presentación le incluyó en el cartel de  conciertos que organizaba como “Hombre Lobo Internacional”. En 2014 hizo una gira llamada  “Full Moon Tour” en la que tocaba todas las noches de luna llena. Por otra parte organizó la primera “Monobanda Party” en Mallorca. Su alter ego es un conocido músico del que no desvelaremos su nombre. No es su primer proyecto de rock and roll en el que da el clavo durante este siglo XXI.  

Foto de su facebook
Antes de este Ep en vinilo editado por Family Spree, que ahora te presentamos, grabó cuatro  Ep’s autoeditados y grabados en su Guarida, entre otros estudios. El primero se titula "Is a One Man Band", el segundo,  "Hombre Lobo Internacional", el tercero “Howlie Howlie Hollo" y el cuarto, "Is a Wolfman Band!!".  Se recogen en un Lp titulado “The Early Recordings” (Luna Llena Records 2014) editado en colaboración con Maisvinilo Records, Old Kids Brigade y Dead Music Records. En 2016 saca un cassette con el título de “The Lost Tape” en el que se incluyen los dos temas de la cara A de este Ep “Thank Lord” que fue grabado en 2016 en el Maletín Nuclear.  La foto es de Flaudio Gouon y el artwork de Charly Danone.

Las canciones 

Foto: Flaudio Gouon
En la cara A escuchamos, en primer lugar, el tema “Always satisfied”, tremenda canción en la que su autor aúlla las notas de una fascinante melodía de rock and roll primitivo a tempo salvaje. Movimientos sinuosos de blues acelerado con golpes rítmicos certeros envuelven la rugosa voz de ese Hombre Lobo Internacional quien también nos regala un suculento solo de hiriente guitarra. Le sigue “Baby come come come back home”, otra excelencia genuina marca de la casa que resplandece a la luz de la luna llena con golpes de punk blues, ingeniosos riffs, rasgueos sangrientos y ritmos en caída libre dando cobertura a su magnífica voz cavernosa.    

En la cara B nos ofrece “Ain’t gonna be no good”, tema descarnado con ponzoñosa y divertida mezcla de melodía obsesiva con rítmica alocada. Cierra el Ep con “Thank Lord, May i see you in Hell”, otra ingeniosa canción feroz, pre-velvetiana, de guitarra persistente y ritmo impetuoso que aturdirá tus sentidos para sumirte en un estado de paranoia con el que olvidarás cualquier  insoportable levedad del mundo mediocre.   

Reflexión final 

Foto: Isa Risa
El primer hombre lobo reconocido fue Licaón, rey de Arcadia, un gobernante que salvó a su pueblo, pero que también cometió algunas atrocidades como intentar engañar a Zeus  sirviéndole un plato con carne de uno de sus hijos en la Tierra. Zeus le condenó, así como a todos sus descendientes, a convertirse en hombres lobo. Fue un cronista medieval, Gervase de Tilbury, quien asoció la transformación en licántropo con la salida de la luna llena, idea que cuajaría con la ficción moderna y el cine. Los hombres lobos poseen unos sentidos extraordinarios. Su capacidad auditiva les permite atesorar una capacidad musical más allá de lo conocido y humano. De ahí la gran repercusión que ha despertado este Hombre Lobo Internacional quien, desde Palma de Mallorca, está extendiendo por todo el mundo su arte y fuerza siguiendo la saga de los grandes “One Man Band” como  Jesse Fuller, Daddy Stovepipe, Hasil Adkins, Bloodshot Bill, Leadfoot Tea, Dead Elvis o Tumba Swing, entre otros. Si tienes la oportunidad de verle en directo aullando, muy elegante, sus grandiosos temas de rock and roll, no pierdas tan extraordinaria y memorable oportunidad; por el momento tienes a tu disposición este gran Ep titulado “Thank Lord!” en el que se reúne una muestra exquisita muestra de su gran talento y marcada entrega interpretativa.    

Nota: Puedes escuchar las canciones y adquitir una copia del Ep en el bandcamp del sello Family Spree Recordings El día 2 de septiembre de 2017 actuó en un peculiar festival de Trash´n´Roll en Trashylvania (Rumanía), concretamente en el Castillo de Bran, que fue habitado por Vlad Tepes, también conocido como Vlad ‘El Empalador’ o Conde Drácula.  Además del Hombre Lobo Internacional, actúan The Sex Organs, Thee Gravemen y Dead Elvis and His One Man Grave.

También puedes ver un videoclip de su tema "Baby Come Come Come Back Home" dirigido por Ivo Erasmo.


Muere el baterista de los Paupers, Skip Prokop

Skip Prokop

Ronald Harry "Skip" Prokop nació en Hamilton, Ontario el 13 de diciembre de 1943 y falleció el 30 de agosto de 2017. Baterista, formó parte de bandas seminales del rock and roll canadiense como The Paupers, grupo de rock psicodélico. También co-fundó el grupo de rock Lighthouse con Paul Hoffert, la primera banda de rock con 13 componentes y el primero en Canadá en ser patrocinado por una gran corporación. Por otra parte partició de la grabación del gran disco “The Live Adventures of Mike Bloomfield & Al Kooper” además de ser un excelente músico de sesión. 

The Paupers fue una banda de rock psicodélico creada en Toronto (Canadá) en 1965 activa hasta 1968. El año anterior se llamaron The Spats. Contaron con Skip Prokop, ex-Riverside Three, baterista más el guitarrista y vocalista Bill Marion aka Bill Misener (nacido en Hamilton, Ontario, Canada). Los otros miembros originales fueron el guitarra solista Chuck Beal (nacido el 6 de abril 1944 en Scarborough, Ontario, Canada) y el bajista Denny Gerrard (nacido el 28 de febrero de 1947 in Scarborough, Ontario, Canada). Según cuentan, The Spats ensayaba durante 40 horas a la semana, a veces en turnos de 13 horas al día. 

Skip Prokop
Ya como Paupers, el manager Duff Roman consiguió que firmaran por el sello independiente de Toronto, Red Leaf. En marzo de 1965, sacaron el tema propio "Never Send You Flowers" al que siguió "If I Told My Baby". Al año siguiente firmaron con Roman Records con los que editaron "For What I Am" y un cover de "Long Tall Sally". En julio les dejó Marion quien formaría parte de The Last Words. Le substituyó Adam Mitchell (nacido el 24 de noviembre de  1944 en Glasgow, Strathclyde, Escocia y residente en Bolton, Ontario). 

Firmaron con un nuevo manager Bernie Finkelstein que les llevó a MGM y a principios de 1967, el gerente de Bob Dylan, Albert Grossman, convenció a Finkelstein de que vendiera sus participaciones en el grupo. Grossman renegoció el contrato de MGM y firmó la banda con su etiqueta Verve Forecast. El primer single del grupo con Mitchell, "If I Call You By Some Name" fue lanzado y alcanzó el número 31 en las listas de Canadá, el mayor éxito de la banda. Después actuaron por los Estados Unidos y de vuelta a Toronto a finales de verano, MGM emitió el single "Magic People", que fue seguido por un álbum del mismo nombre. El sello les envió a una gira promocional. En noviembre de 1967, el álbum de debut de los Paupers, alcanzó su punto más alto de las listas pero su modesto éxito fue eclipsado por la salida de Denny Gerrard a principios de 1968. Le reemplazó el bajista Brad Campbell de The Last Words. En esa época también agregaron al ex tecladista de BTB4, Peter Sterbach. En enero de 1968, sacaron un nuevo single “Think I Care". 

The Paupers
Prokop se decantó por ser músico de sesión colaborando con Peter, Paul & Mary en el single "I Dig Rock And Roll" y con Richie Havens en el album “Something Else”, entre otros.  En julio agregaron al teclista  John Ord (nacido el 3 de abril de 1945 en Londres) de The Fraser Loveman Group y The Nuclear Tricycle.  Los problemas internos hicieron que Prokop les dejara y entrara a formar parte de Lighthouse, mientras que  Campbell se unió a la banda de Janis Joplin, Kozmic Blues Band. El resto sacaron un segundo disco “Ellis Island” con el single  "Cairo Hotel".
The Paupers


Los nuevos Paupers eran Mitchell, Beal, Ord, y el bajista Denny Gerrard quien había tocado con  McKenna Mendelson Mainline. Completó la formación Roz Parks (nacido el 15 de abril de 1945 en Picton, Ontario, Canada) de los Edward Bear y Magic Circus.  Gerrard y Mitchell se fueron en abril de  1969, y entró James Houston (nacido el 25 de mayo de 1946 en Belfast). 

Tras separarse, Mitchell inició una carrera en solitario  tocando en el circuito folk de Ontario y luego como productor. Gerrard se unió a Luke & The Apostles antes de formar Jerico en marzo de 1970. Beal trabajó como productor y gerente de discos, y trabajó en el Instituto Nacional Canadiense para Ciegos, produciendo una serie de libros de conversación. La banda de Ord respaldó a Chuck Berry en verano de 1969. Houston formó su propia banda homónima, Houston, y trabajó con Parks y Gerrard en Tranquility Base.


Skip Prokop
Grossman le pidió a Prokop que dejara a The Paupers para tocar la batería con Kooper y Mike Bloomfield para una grabación que acabó siendo “The Live Adventures of Mike Bloomfield & Al Kooper”, un álbum seminal de blues-rock de finales de los sesenta. Antes de la fundación de Lighthouse, Prokop también participó en varias sesiones, incluida una con Janis Joplin después de su salida de Big Brother & The Holding Company. Por otra parte escribió "I'd Be So Happy", que fue grabada por Three Dog Night en 1974 para su disco “Hard Labor”. Prokop tocó la batería en una banda de rock funk cristiano de Londres, Ontario llamada Mercy Train, y sacó un álbum de jazz en 2012 titulado “The Smooth Side Of Skip Prokop”. Ya en los dos mil trabajó en programas de radio y a partir de 2010, vivió en Aylmer, Ontario. 



Documento sonoro: 

"Magic People" de los Paupers. 


Fallece el baterista Janne Carlsson

Janne Carlsson
Janne "Loffe" Carlsson nació con el nombre de Jan Edvard Carlsson el 12 de marzo de 1937 en Estocolmo y falleció el 31 de agosto de 2017 en Kristianstad, Suecia, a consecuencia del cáncer. Baterista formó parte del dúo de jazz rock psicodélico Hansson & Karlsson, activo durante los años sesenta. También fue actor de cine y televisión. 

Janne Carlsson conoce al organista Bo Hansson en 1966  y deciden formar un dúo en el que fusionan el jazz con el rock psicodélico. Bo nació el 10 de abril de 1943 en Gothenburg, Suecia, y había formado parte antes de los Merrymen. En 1967 firman con Polydor y sacan su primer álbum de estudio ‘’Monument’’al que seguirían “Rex” en 1968 y “Man at the Moon” (1969). 

Hansson & Karlsson
Jimi Hendrix les oyó y les pediría tocar con ellos en su gira por Europa. Lo consiguió en una jam session en el club Filips de  Estocolmo. Más tarde Hendrix versionaría un tema del duo, ‘’Tax Free’’, que tocaba en vivo apareciendo en su disco póstumo ‘’War Heroes’’. En 1969 se separaron. Hansson colaboró con los progresivos Fläsket Brinner y continuó su carrera solista, sacando un par de discos como “Sagan Om Ringen” (1970),   “Ur Trollkarlens Hatt” (1972), “Music Inspired By Lord Of The Rings” (1972), “Mellanväsen” (1975), “El-Ahrairah” (1977), y “Mitt I Livet” (1985). Por su parte, Carlsson se centró en su carrera cinematográfica y grabó en 1975 el disco de jazz, “Loffe Plays Glenn Miller” y en 1980, “Strikt Kommersiell”.

Documento sonoro: 

 Hansson & Karlsson en la televisión sueca en 1967. 

martes, 29 de agosto de 2017

Muere la cantante de soul, Melissa Bell

Melissa Bell 
Melissa Cecelia Ewen Bell nació en Londres el 5 de marzo de 1964 y falleció el 28 de agosto de 2017. Cantante, formó parte de la bandas Soul II Soul, Soul Explosion, y Dazz. También colaboró con Liza Minnelli, Whitney Houston, y Stevie Wonder.

De ascendencia africana e india, sus padres eran jamaicanos.  Se graduó en el Southwark College de Londres y trabajó de 1982 a 1991 en la cadena Marks and Spencer.  En 1987  canto con Bobby E y Midi City Crew en el single "Walk on the Wild Side". En 1991, grabó  "The Dancer"  para el disco de Bingoboys, “The Best of Bingoboys”.  


Debutó  en 1992 con el tema  "Reconsider".  Al año siguiente formó parte de Soul II Soul a petición de Jazzie B quien había  oído "Reconsider". Grabó "Wish", que se incluyó en el disco “Volume IV The Classic Singles 88–93” que salió en 1993.  Siguió con Soul II Soul y en 1995 grabó con ellos "Be a Man" incluida en el álbum “Volume V: Believe”.  Ese año les dejó para seguir su carrera en solitario. El colectivo Soul II Soul fue fundado por Jazzie B y su amigo de la infancia, el instrumentista Philip “Daddae” Harvey.  Contó con el productor Nellee Hooper y las vocalistas Caron Wheeler, Melissa Bell, Rose Windross y Victoria Wilson James.


En 1997, Bell sacó los singles "Rumbled Sex", "Surrender", "Mixed Up", y "Nothing Gonna Stop Me Now" acompañada por Potential Bad Boy. En 1999, formó una banda llamada Soul Explosion.  En 2000 sacó los temas "Into My World"  y "Love's in Need of Love Today" con un grupo llamado Dazz. Dos años después grabó otra canción llamada "(No More) Searching". En junio de 2010 salió su autobiografía  “Heart and Soul: The Emotional Autobiography of Melissa Bell”. Bell era madre de cuatro hijos, uno de ellos la cantante Alexandra Burke. Padecía insuficiencia renal. 

Documento sonoro: 

Melissa Bell canta "Wish" en 1993 con Soul II Soul.


lunes, 28 de agosto de 2017

Las Señoritas Estrechas se han colado en tu fiesta con “pensamientos positivos” entre grandes temas de punk pop

Portada Ep 
Las Señoritas Estrechas vuelven a estar de actualidad con un Ep de cinco temas que constituyen muestras irrefutables de su habitual talento para aunar letras hilarantes con sonoridades luminosas entre arreglos salvajes.  De este modo se “se han colado en tu fiesta”, que así es como se titula tan lozano producto discográfico editado Family Spree Recordings este 2017. Sus nuevas creaciones contienen  motivos, más que suficientes,  para que te diviertas sin ínfulas que valgan con el propósito añadido de que te sientas cómodo en su microuniverso de escenas cotidianas y pasionales. Si te gustan las canciones rápidas y melodiosas de punk pop, con genuina herencia “ramoniana”, tamizadas mediante el desparpajo y la creatividad de nuestra perdurable e imperturbable  escena, este va a ser uno de tus grupos favoritos; si no lo es ya desde su primer y flamante álbum de hace un par de años, editado entonces por Rufus, sello del malogrado amigo Paco a quien dedican su nuevo trabajo discográfico.

Trayectoria 

Las Señoritas Estrechas. Foto de su facebook 
Las Señoritas Estrechas son Dani, (bajista y cantante),  Diego (guitarra y cantante), y Ángel (batería). La banda se crea en Madrid en el verano de 2010. Para Dani y Diego es su primera banda estable, y contaban con un baterista llamado Richi.  Diego compaginó el puesto en la banda con la formación Fast Food desde 2012 hasta 2016. A los pocos meses de su creación sacan una maqueta  graban en Puerta del Ángel, en los estudios Tema, su primera maqueta  que presentan en varios locales de Madrid con ocho canciones y el título de “Conozca a..". Por varias circunstancias, aparcan el proyecto de forma paulatina.  Tres años después,  en diciembre de 2013, volvieron a reunirse con más ánimos, convencidos con razón de que  tenían un buen repertorio entre manos.  Se incorpora un nuevo baterista Marcos quien sería substituido en 2014 por Ángel quien estuvo en los grupos  de power pop Maybe Tonight y  Spanky Darth Vaders. Tambiñen formó parte del proyecto otro guitarrista, Santi quien tocaba en una banda de hardcore llamada Silly Sally. Trabajaron las nuevas canciones y entraron a grabar en Westline Studios (Valdemaqueda, Madrid) en noviembre de 2014 su álbum de debut,  "Las Señoritas Estrechas Sólo Piensan en Divertirse" (Rufus, 2015). Fue producido, mezclado y masterizado por Carlos Hernández (Airbag, Cooper, Los Planetas, Triángulo de Amor Bizarro…).  Puedes leer una reseña de ese disco en Magic Pop entrando aquí
Contraportada

Producido por Carlos Hernández en Studio B., este nuevo Ep fue mezclado y masterizado por Carlos Hernández en El Castillo Alemán.  Aportan coros Olaya Axolote en “Haters”, y Santi Urbano en  “Conviértete”. Carlos Hernández toca el solo de guitarra en  “Nancy”. El diseño gráfico es de Iván Castro y la foto de portada es  de Álvaro Reinhardt.  Las Doppelgängers (dobles que aparecen en la portada), son Sara, Raquel y Ali. Se incluyen las letras de las canciones. El disco está dedicado a la memoria del malogrado Paco Rufus.  


Las canciones 

Las Señoritas Estrechas. Foto de su facebook.
El disco empieza con ¡Conviértete!, bacanal de sonidos cautivadores y, al mismo tiempo, de comida con una invitación a “convertirse en una obesa conmigo…y a todos esos que nos miran, escupiremos en sus caras…comer, ya nunca será un castigo”. Guitarras tajantes acompañadas por rauda percusión y potente bajo, más la voz principal, entre coros, que crea intensidades a la búsqueda de ese arrebatador estribillo se convierten en señas de identidad de esta generosa banda. Le sigue  “Lara” que cierra la cara A. Se trata de un tema de desamor, entre recuerdos de pareja que se vuelven amargos al rememorarlos: “desde que ya no me llamas, te veo  como una extraña y ya no me gusta la sensación”.  Siguen desplegando todas sus excelencias, que no son pocas, mediante las que nos procuran melodías enérgicas envueltas en ritmos persistentes. Incluyen un breve momento solista de guitarra y un divertido cambio vocal a falsete final entre acordes que definen una consistente pared de sonido.    

Las Señoritas Estrechas. Foto de su Facebook 
La cara B se abre con “Haters”, crítica afilada contra esos aquellos que presumen con aires de celebridad que de fans y seguidores de instagram. Personas que alardean de su popularidad cuando en realidad “todo lo que haces es una mierda, y lo peor de todo es que no te das cuenta”.  De nuevo, descargan con fuerza, invitando al salto desaforado, sin que por ello las canciones pierdan su agradable consistencia armónica con voces flamantes, solista y coros. A continuación nos ofrecen “Nancy”, en la que se refieren a Nancy Thompson, protagonista de la película “Pesadilla en Elm Street” (1984), del director Wes Craven, interpretada por Heather Langenkamp. Como bien sabrás, se trata de una estudiante de instituto que se ve acosada por un asesino en sus sueños, y al final consigue hacer frente a Freddy Krueger. Resulta memorable la forma en que el tema va creciendo para explotar con el estribillo aunando distorsiones, juegos vocales, y fraseos  envolventes, más un breve pero fiero solo de guitarra. Acaba el Ep con  “Flashforward”, con ese inicial acceso tribal de percusión para dar forma a un tema “resacoso” en el que “no sé si ducharme, o pegarme un tiro, ¿debería preocuparme, levantarme o seguir dormido?”. La última de la magníficas secuencias musicales de un disco que te ayudará, al menos, tal y como cantan en este tema final a “concertarte en pensamientos positivos”.    
     
Las Señoritas Estrechas. Foto de su facebook  
Reflexión final 

Las Señoritas Estrechas se acaban de embarcar en una gira mexicana, llamada de forma genérica “Harto Habanero Tour”, que les lleva del 24 de agosto al 2 de septiembre de 2017 a  tocar por varios escenarios del estado de México, incluido el Summer fest 3 de Ixtapaluca. No deja de constituir un detalle a tener muy en cuenta porque resultan pocos los grupos que, en una u otras circunstancias, son invitados a acometer hazañas de tamaña importancia. Sin duda alguna, el agradecido público mexicano va a recibirles con el entusiasmo y buen criterio que les caracteriza bailando al ritmo de un  repertorio de temas fascinantes y enloquecedores de punk pop.  Tiempo habrá para que nos cuenten la experiencia que, muy probablemente, les sea  enriquecedora.  

Por el momento, vamos a disfrutarles de lo lindo con la reiterada audición de este Ep. Una vez más,  se mueven con absoluta soltura por un género en el que, tal y como dicen en unos de sus temas, no proceden alardes  de celebridad,  sino más bien la humildad  propia de aquellas bandas, que como la suya, saben bien qué quieren y se empeñan para que nos llegue, entre pensamientos positivos y de la mejor manera posible de la mano de Family Spree Recordings.  

Nota:  Puedes escuchar las canciones y adquitir una copia del disco en el bandcamp del sello. La gira “Harto Habanero Tour” de las Señoritas Estrechas dura del día 24 de agosto al 2 de septiembre de 2017. Tocan en varios lugres del estado de México, incluido el Summer Fest 3 de Ixtapaluca , y comparten escenario con Los Sustos,  Telekrimen, Dinosaurios Surf Club, Ugly Miss Piggy, Tygre, Desobedientes México y  Postal, entre otras bandas.  Después tienen previsto presentar el disco en el Wurlitzer Ballroom en Madrid el 8 de septiembre junto a Axolotes Mexicanos y The Plastic Hammers.

Aprtovechando la gira por México han grabado el siguiente video de "Convieertete" para las Black Bedroom Sessions.

jueves, 24 de agosto de 2017

¡Muta! con el freak show de los Mutagénicos y el rock and roll, con su amplio espectro, no te resultará nunca aburrido

Portada
En biología existen tres tipos de agentes Mutagénicos: los químicos, los físicos, y los biológicos.  En música solo hay uno genérico, se creó en Logroño y es capaz de combinar los efectos de los otros tres, es decir: altera las estructuras del ADN del rock and roll, crea ultrasonidos que procuran variaciones emocionantes y adaptan el material genético dando forma, de forma espontánea, a un proyecto propio tan divertido como persuasivo. Acaban de sacar su segundo Lp de la mano de Sweet Grooves Records, Hurrah! Música, y Amok Records. Con el título genérico de “¡¡Mutan!!”,  se recogen diez temas , nueve originales más una descomunal versión de los Nikis, en los que esta, conjuntada como contundente, banda demuestra un dominio enriquecedor de un amplio registro que va del instro surf al garage punk mutando hacia un R&B de solera mediante arreglos brillantes que invitan al baile como a la satisfactoria escucha.  Sea cual sea la forma en la que aproveches tan suculento disco, te aseguro  que, parafraseando algunos de sus temas, su “freak show” no te resultará en absoluto aburrido. Prepárate para “mutagenizarte” al ritmo de tan magnífico proyecto.    

Trayectoria 

Los Mutagénicos
Los Mutagénicos son una banda de Logroño formada en 2008 como quinteto. Actualmente son Afredo "Roto" a la guitarra, voz y percusión; Santi "El Pequeño" al bajo, samplers, y coros;  Jorge "Stereo" a la voz y teclados, y Pablo "Magariños" a la voz y batería. Anteriormente formaron parte del combo Nacho "Pelo Bola" a la guitarra rítmica y voz. 

Debutaron en 2010 con un single Cd autoeditado titulado “X”con los temas “Me trago el humo” y “Quita esa mierda”  incluidos en el mini álbum en Cd “Casiotone Sessions” grabado por David Garrido. Al año siguiente  aparecen en el recopilatorio en vinilo “Shake, Shout and Vibrate! Vol.1” (Grit Records, 2011) y comparten un single titulado “Christmas party” con Lazyballs (Dirty Water) grabado por David Garrido en directo en el Biribay Jazz Club (Logroño) el 14 de noviembre de 2011. En 2012 Grit records les saca un Ep con el título de “Siempre Dicen Sí” grabado en el mismo directo.  Ya en 2014, Clifford records les saca su primer Lp “El Guateque” con 12 temas, grabado de nuevo por Garrido en Casa Mabe (El Rasillo de Cameros), de los cuales cuatro son versiones de Link Wray, Del Shannon, Los 4 De La Torre o Los Murciélagos. El diseño es de Mikel Echandi.
“¡¡Mutan!!” se materializó de nuevo en la Casa Mabe en 2017 con Dabid, a excepción de los saxos a cargo de Chuchi “Malapersona” grabados en los estudios Space Eko East London Studios por Alex McGowan.  Colabora también José Luis Ouro “Johnny” en la locución radiofónica de “Saturno es aburrido”.  La sensacional portada y arte del disco es obra del Mikel Echandi, y la foto de la contraportada de Nacho Araquistain. 

Las canciones

Los Mutagénicos
El disco arranca con “Quiero fumar” mediante un poderoso ritmo tribal, al que se añade un sugerente órgano perfilando arreglos de R&B bailable con marcado bajo y voz sugerente con la que completan un excelente combinado melódico y rítmico con guiños rockeros a base de una rica y habilidosa guitarra.  Tema bailable, para disfrutar con los amigos, en el local de ensayo, o en casa haciendo el amor con tu pareja.  Con el segundo tema “Mutagenízate”, irrumpe una andanada ritmanblusera para noctámbulos que empiezan a mutar.  Excelente colchón de órgano, guitarras en eco, saxo envolvente, coros de puño en alto, ritmos profusos, más esa enérgica voz principal que da vida a un excelente corte ideal para las pistas de baile. Le sigue “Soy un robot”  con salvaje riff de guitarra, al modo pub rock, que da paso a un vendaval de arreglos bravíos. Guitarras imaginativas, con solo incluido, sustentadas por un bajo que perfora con gran precisión, y una batería milimétrica que ayuda a definir esta historia protagonizada por un robot sin corazón al que no le gustan los humanos, que cree en Bill Gates, odia el rock and roll y le encanta Kratfwerk, escucha Siglo XXI de radio 3, y está dispuesto a dominar al mundo.    

A continuación nos invitan a su “Freak Show”, canción más calmada pero no por ello menos intensa. Un ejercicio de diálogos de guitarra “surfer” con órgano espacial perfilando un tema instrumental de auténtico lujo. Sensacional también la sección rítmica con su intervención selvática así como las diversas líneas argumentales.  Termina la cara con “Mientes más que hablas”, otro excelente combinado musical de órgano y guitarra más voz principal con rítmica persistente, y ese saxo convincente que define breves pero certeras líneas solistas, en un sensacional juego melódico que nos recuerda el yeyé 60’s más irreverente.   

Los Mutagénicos
La cara B empiezan con “Saturno es aburrido”, versión del tema de los Nikis, incluido en su disco “Marines a pleno sol” de 1985. Los Mutagénicos incorporan órgano y riffs más rockers que el original, conservando su esencia misteriosa, incluso aumentándola.  Añaden efectos varios, una soberbia exhibición de la guitarra, ritmos marcados, y una voz radiofónica en off. “Saturno es aburrido porque no hay tablas de surf  ni esquí acuático…es muy oscuro porque nunca da la luz… y silencioso porque es automático”.   Le sucede “Contigo”, magnífico tema de tradición beat en el que se muestran de nuevo muy buen compenetrados, dando forma a una banda que respalda la voz principal con fiereza y seguridad. Más riffs suculentos de órgano y guitarra,  entre ritmos elegantes y persistentes. “Plantaremos una huerta con tomate, marihuana y membrillo… montaremos conciertos con amigos y lo pasaremos bien en la casita del río, solos tu y yo”.      

Los Mutagénicos
De este modo llegamos a “La ola del diablo”, otra exhibición de primitivo rock and roll con guitarra aguerrida aupada por órgano, batería y bajo en estado de gracia. Otro instrumental de órdago que te despertará los sentidos invitándote a cabalgar esa ola endemoniada con guiño a la conocida secuencia de Batman.  Tras ella, “Junge Frau” , tema cantado en alemán, en el que las guitarras bravías, con canto de pollo incluido, un bajo dominante, y la batería demoledora son los protagonistas de este corte que parece arrancado de un grandes éxitos de pop beat germano de los sesenta.  Termina el disco con “2 pistolas para un manco” que vuelve a iniciarse con la magnífica batería que marca el paso de un sensacional “instro” que aúna la tradición western con el imaginario soviético por medio de una excelente guitarra apoyada por órgano, percusión y bajo. Un colofón perfecto para un disco que se te hará corto. Al final te quedará la grata sensación de que te han transmitido un montón de información propia y sensacional expuesta mediante excelentes maneras.    

Reflexión final 

Los Mutagénicos
La mutagénesis se puede dividir, principalmente, en dos tipos, bien sea al azar o dirigida.  Por una parte está la aleatoria de tipo puntual que, en el caso del rock and roll, sería la aplicada por algunos grupos que, de forma esporádica, acuden a las raíces sin saberlo o incluso sin admitirlo, creyéndose inventores de lo inventado y generando en ocasiones errores sin sentido. Por otra parte, está la mutagénesis de sitio dirigido, que procura una modificación deseada con una ADN polimerada en una reacción de amplificación. En ese ​segundo caso, más trabajado, y con perspectiva de futuro, se encuentran estos sensacionales logroñeses.  En este, su segundo Lp con el título de “¡¡Mutan!!”,  se configuran de manera meticulosa, divertida y original, un amplio espectro de impulsos que resultan de unas ideas propias muy trabajadas. Aportaciones  que surgen de tocar todos los palos del rock and roll, con raíces en los cincuenta y sesenta. El excelente resultado es consecuente de un espacio compositivo e interpretativo que enriquece la larga tradición musical que va del “instro” al punk rock pasando por los sonidos del “garage”, el beat y el R&B.  En la decena de canciones que nos aportan,  vas a encontrar múltiples como variados agentes sonoros así como líricos que te cautivarán fomentando en ti esa necesidad, intrínseca a las mentes despiertas, de  “mutar” sin límite alguno, dispuestos a evolucionar y, por tanto, a mejorar la existencia con historias y canciones enérgicas tan sorprendentes como las suyas. Así que, amigos, tenéis una ocasión única de “mutagenizaros” con la arrebatadora producción de una banda realmente alucinante. No la desaprovechéis.

Nota:  Puedes escuchar las canciones y adquirir una copia del disco en los bandcamps de Sweet Grooves Records, Hurrah! Música, y Amok Records.
      

miércoles, 23 de agosto de 2017

Muere el gran guitarrista de jazz, John Abercrombie

John Abercrombie
John Laird Abercrombie nació el 16 de diciembre de 1944 en Port Chester, Nueva York, y falleció de insuficiencia cardiaca el 22 de agosto de 2017 en Cortland, Nueva York. Guitarrista de jazz, tocó jazz de vanguardia, jazz fusión, post bop, entre múltiples formaciones de cuarteto, y  trío, grabando durante cuatro décadas para el sello ECM. Creó los Gateway, y formó parte de la banda de Billy Cobham, y tocó con otros grandes como  Gil Evans, Gato Barbieri o Barry Miles.  

Creció en Greenwich, Connecticut, y empezó a  tocar la guitarra a los 14 años.  Del rock and roll  de Chuck Berry, pasó al jazz de Barney Kessel.  Se matriculó en 1962 en el Berklee College of Music de Boston y tras estudiar con Jack Peterson, inició su carrera profesional como acompañante y solista.  Formó parte de los Brecker Brothers, banda de jazz rock de finales de los  sesenta y principios de los setenta.  Se  graduó en Berklee en 1967 y asistió durante un breve tiempo a la Universidad Estatal del Norte de Texas antes de mudarse a Nueva York en 1969. Allí destacó como músico de sesión.  

John Abercrombie
Grabó con Gil Evans, “The Gil Evans Orchestra Plays the Music of Jimi Hendrix”(1974) Gato Barbieri con el que grabó “Under Fire” (1971) y “Bolivia” (1973), o Barry Miles, y destacó en la banda de Billy Cobham grabando varos de sus discos como “Crosswinds” (1974), “Total Eclipse” (1974), o “Shabazz” (1975). Pasó por una época  de jazz fusión, y durante los años noventa y la década de los dos mil tuvo una intensa agenda de actuaciones.   Entre sus discos destaca su debut con “Timeless” (1974) con el baterista Jack DeJohnette y el organista Jan Hammer, al que siguieron numerosos trabajos hasta “Up and Coming” (2017) con Marc Copland, Drew Gress y  Joey Baron.  Además en 1975 formó la banda Gateway con DeJohnette y el bajista Dave Holland, grabando los álbumes “Gateway” (1976) y “Gateway II” (1978). Después de los álbumes de Gateway, 

John Abercrombie
Abercrombie cambió su estilo volviendo  a un formato más tradicional. Grabó “Arcade” (1978), “The Abercrombie Quartet” (1979) y “M” (1980) con el pianista Richie Beirach, el bajista George Mraz y el baterista Peter Donald.  Abercrombie comenzó a experimentar con un sintetizador de guitarra en 1984, al tiempo que grababa con un trío formado por Marc Johnson en el bajo y Peter Erskine a la batería y mientras trabajaba con Paul Bley en un grupo de free jazz. Tocó la guitarra-sintetizador hasta 1990. En 1992, con el baterista Adam Nussbaum y el organista Jeff Palmer grabaron free-jazz. Luego comenzó un trío con Nussbaum y el organista Dan Wall y lanzó “While We Were Young” (1992), “Speak of the Devil” (1994), y “Tactics” (1997). Contó con el trompetista Kenny Wheeler, el violinista Mark Feldman y el saxofonista oe Lovano formando un grupo con el que grabó “Open Land (1999)”. La banda Gateway se reunion para el disco “Homecoming” (1995).  Abercrombie continuó grabando y tocando en directo en asociación con el sello ECM (Edition of Contemporary Music) de Mandfred Eicher,  con los que colaboró durante 40 años.  

Documento sonoro:

"Timeless", álbum de debut de John Abercrombie


 

lunes, 21 de agosto de 2017

Finki Krautrock, un festival lisérgico que te transporta a la Alemania mágica y ácida de los setenta

Finki 2017. Con los DeWolff en el escenario. Foto: Eva Ferrera 
En Alemania, concretamente en el bosque de Oden (en alemán Odenwald) se celebra desde el año 1977, de forma casi ininterrumpida, el Finki Krautrock Woodstock  Festival. En este macizo montañoso del suroeste de Alemania, existe un pequeño municipio llamado Finkenbach (Rothenberg) con poco más de 400 habitantes en el que se concentran alrededor de tres mil personas venidas de toda Alemania, más algunas pocas desde Francia y las menos de los países del Este. Juntos recuperan el espíritu libre de los antiguos festivales de rock and roll de los setenta con mucha psicodelia, progresivo, krautrock, música étnica, acampada libre y gratuita, sin ni un solo detalle publicitario, muy bien organizado y a precios asequibles.


Cartel del Finki 2017
Tan peculiar festival al aire libre celebraba este pasado mes de agosto de 2017 su 35ava edición y a ella acudieron nuestros intrépidos reporteros del Magic Pop para descubrirte un mundo que parece anclado en el pasado hippie libertario hedonista durante un fin de semana que te transporta a la Alemania lisérgica, verde y contestataria de los setenta. Estas que vas a leer a continuación son algunas de las experiencias que vivimos durante los días 11 al 13 de agosto de 2017, tres días en los que prácticamente no paró de llover aunque eso no impidió que los presentes disfrutáramos  de lo lindo de un cartel en el que había mucho y variado, desde krautrock, psicodelia, a ritmos africanos y jamaicanos pasando por rock and roll, hard rock, blues rock, post-rock, R&B, soul… 

El cabeza de cartel no era otro que el propio grupo organizador, los Guru Guru, banda alemana de krautrock de los setenta, encabezada por su miembro original, Mani, quien a sus casi 77 años aún toca la batería, presenta y dirige todo un festival con una vitalidad encomiable.

Mani Neumeier. Finki 2017. Foto: Eva Ferrera
Del resto de bandas destacaron los Pretty Things (UK) en plena forma, más un carismático y teatral Arthur Brown (UK), así como unos demoledores DeWolff (Holanda) en estado de gracia, entre otras singulares propuestas como los experimentales Jack Dupon (Francia), el sideral combo formado por Neumeier (Guru Guru), Grosskopf (Ashra Tempel) y Kranemann (ex-Kraftwerk), los muy germánicos Samsara Blues Experiment, el afrobeat de Jobarteh Kunda, los ritmos jaimacanos de Ease Up Ltd y la ensoñación post-rock de los suecos Kungens Män. Todos ellos actuaron con puntualidad germánica y   una magnífica sonoridad. No en vano ajustaron grupo a grupo antes de su respectiva actuación, cambiando incluso todas y cada una de los elementos del escenario, baterías incluidas, y sin que nadie protestara ni un ápice, por la inevitable tardanza. Incluso no resultó menos relevante el juego luminotécnico. Y os recuerdo, que estábamos al aire libre y que apenas paró de llover!!!.      

Philippe Prebet. Finki 2017. Foto: E. Ferrera  
Lo más sorprendente del festival no estuvo solo en los escenarios sino también entre el mismo público, incluida la impecable organización. Para empezar, los asistentes nos alojábamos en propias tiendas de campaña, caravanas, coches… ubicados con total libertad y sobrado espacio en los numerosos descampados dentro del mismo municipio. Al tratarse de Alemania, uno puede imaginarse que estamos hablando de campos de tupida hierba convenientemente cortada para facilitar el camping.  La llovizna no nos abandonó casi en ningún momento y, al final, los tractores agrícolas tuvieron que ayudar a más de un coche a cruzar algún embarrado imposible. Pero esos mínimos inconvenientes no importunaron a nadie en absoluto, ni siquiera en el momento de los conciertos en los que no se suspendió ninguna actuación, aunque a ratos lloviera profusamente. Algunos de los asistentes incluso deambulaban descalzos por el barro como si de un nuevo Woodstock se tratara mientras otros quemaban salvia seca ceremonial para aromatizar el ambiente. 

Mani con Groskopff y Kranemann. Finki 2017. Foto: E.F.   
Respecto a la infraestructura el festival, realmente fue muy meritoria. Se distribuyeron por todo el municipio varias y amplias casetas-lavabos para chicos y chicas que se limpiaban regularmente por el personal conservando un estado de salubridad y limpieza sorprendente. Disponías de duchas con piscina por un par de euros. Los habitantes del pueblo se encargaban de atender todos y cada uno de los puestos de avituallamiento. Así, dentro del recinto, tenías un gran espacio donde se podía adquirir con rapidez y eficacia platos de comida local, (guisos de patatas y salchichas preferentemente), otro en el que servían las bebidas (cerveza, sidra local, vino, refrescos, agua, distribuidos en vasos de pinta que al devolverlos te reintegraban un euro), y otro en el que podías tomar café, té, más una suculenta carta de pasteles típicos a cuál más suculento. No faltaron las paradas de ropa, algunas que otra de discos, y abalorios diversos. Por supuesto, hubo registro previo de seguridad sin colas, y múltiples escenas curiosas, dignas de mención, como la inexistencia de vallas publicitarias, ni siquiera de bebidas alcohólicas, así como la presencia de familias completas de hijos a abuelos, con matrimonios de avanzada edad que acudían con sus chubasqueros y sillas plegables, entre muchos jóvenes y no menos señores de más de sesenta años con largas cabelleras, vestidos igual que en los festivales o en las protestas antinucleares alemanas de su juventud durante los setenta. 

Jobarteh Kunda. Finki 2017. Foto. E.F. 
Musicalmente, todas y cada una de las formaciones aportaron alguna que otra excelencia digna de destacar. Los franceses Jack Dupon fueron los encargados de abrir el festival hacia las siete de la tarde del viernes 11 de agosto. Dirigidos por Philippe Prebet (nacido en 1953, figura destacada del underground francés desde los setenta) ofrecieron una divertida amalgama de krautrock étnico, a lo Frank Zappa y Gong, mezclada con poesía vanguardista y ritmos tribales. Les siguieron el combo formado por Neumeier (Guru Guru), Grosskopf (Ashra Tempel) y Kranemann (ex primeros Kraftwerk) quienes hilvanaron secuencias bailables con atmósferas envolventes, a medio camino entre los primeros Can, el ambient, y la música dance de vanguardia.  A continuación los Pretty Things dieron un espectáculo ciertamente memorable, similar al que nos tienen acostumbrados en sus reiteradas visitas a España. Phil May con sus casi 73 años volvió a maravillarnos con su chorro de voz y Dyck Taylor con sus 74 primaveras estuvo muy hábil e imaginativo mediante su guitarra ya fuera interpretando rabioso R&B, ácida psicodelia o primitivo blues. El resto, estuvieron más que correctos, destacando su irreprochable y joven sección rítmica. El repertorio fluctuó entre blues de manual de Robert Johnson, el R&B de sus inicios con temas como “Big Boss Man” o su legendario “SF Sorrows” que el año que viene cumple 50 años. Cerraron el primer día del festival los  Samsara Blues Experiment,  poderoso trio alemán de hard rock con detalles stoner y solos ácidos a cargo de su guitarrista y teclista principal. 

Los Pretty Things en el Finki 2017. Foto: Eva Ferrera
A partir de primera hora de la tarde del sábado 12 de agosto, y hasta las dos de las madrugada aproximadamente del día siguiente domingo, actuaron en primer lugar Jobarteh Kunda, banda alemana formada en los noventa con músicos africanos, caribeños, etc... quienes ostentan un gran prestigio internacional gracias a su suculenta producción afrobeat entre detalles fascinantes de kora, guitarras, saxo, percusión más bailes africanos. Les siguió el numeroso combo germano de música jamaicana, especializada en roots reggae convenientemente fusionado con recursos soul, ritmos funk, y arreglos enérgicos. Tras ellos, ocuparon el escenario del Finki festival, otra de las bandas que más destacaron: el power trio holandés de blues rock psicodélico  DeWolff quienes lograron un directo contundente, ácido y repleto de excelencias instrumentales a cargo de unos inspiradísimos guitarrista, organista y baterista. Los tres nos procuraron unas andanadas de blues rock en esencia tamizado con raíces setenteras y expuestas con solos de antología y ritmos enloquecedores.    

Guru Guru. Finki 2017. Foto: Eva Ferrera
La noche del sábado siguió  con los esperados Guru Guru, banda organizadora que toca en todas las ediciones, en la que milita el reverenciado y próximo Mani Neumeier, quien a sus casi 77 años, se hizo cargo de la batería con una fuerza propia de cualquier joven maestro percusionista. Le acompañan otros músicos como el guitarrista y saxofonista  Roland Schäffer que ya formó parte de los Guru Guru a mediados de los setenta. Su repertorio fue amplio. Repasaron su dilatada trayectoria desde los seminales discos “UFO” y “Hinten” de principios de los setenta, pasando por su “Tango Fango” de mediados de esa década, hasta la actualidad, en una evolución de los ritmos krautrock hacia el hard rock englobando detalles étnicos, lisérgicos y ácidos con el bosque como principal punto de referencia temática y mitológica. No faltaron los disfraces, los juegos de luces, y las secuencias de raga folk.     

Arthur Brown en el Finki 2017. Foto: Eva Ferrera
Tras ellos apareció en escena, el genial Arthur Brown quien a sus 75 años nos sorprendió muy gratamente por el excelente momento de voz en el que se encuentra. Bailó y cantó con un irrebatible y generoso espectro vocal, arropado por una joven como habilidosa banda formada por un potente bajista, un gimnasta teclista, una solvente guitarrista y un perseverante baterista, más una sensual bailarina. Todo un “crazy world”  divertido y emocionante en el que recuperó algún que otro éxito del pasado como su conocido “Fire”, entre versiones curiosas, hasta su más reciente Lp “Zim Zam Zim” (2014). Música entre el cabaret y la psicodelia más juguetona envuelta en una puesta en escena diseñada al milímetro con cambios sucesivos y sorprendentes de vestuario. Para acabar, la banda sueca de post-rock, raga y sicodelia, Kungens Män nos ofrecieron largos y condensados temas de entre quince y veinte minutos, como los incluidos en su último trabajo hasta el momento “Bränna Tid” (2017). 

Vista del recinto del Finki por la mañana. Foto: Eva Ferrera  
De este modo, finalizaba un festival de fin de semana que, tras carca de cuarenta años de existencia, sigue aún vigente reivindicando, en un paraje fascinante, el espíritu libre de los legendarios encuentros hippies y sicodélicos de finales de los sesenta a los setenta, sin necesidad alguna de recurrir a la publicidad, sin postureos que valgan, con precios razonables, buena música, bien sonorizada, entre servicios confortables y limpios. Un mundo de ensueño ya casi desaparecido de la faz del rock and roll que constituye toda una experiencia musical y social en plena libertad, con olor a salvia, bebiendo Applewine, en el corazón de Odenwald: los legendarios bosques alemanes donde crecen las setas alucinógenas que constituyen la mascota de tan acogedor y lisérgico encuentro, gentileza del gran Mani, toda una divinidad, para la inmensa mayoría de los asistentes al Finki Krautrock Woodstock festival.   

Todas las fotos son de Eva Ferrera (Ivy Lot_):

Detalle del público
Guru Guru
Arthur Brown y su banda
Jack Dupon

Psicodelia con cajón,violín y wah wah al mediodía